Primera película de Ciencia Ficción

Historia

La ciencia ficción es un género que desde su nacimiento ha acatado el interés y la atención popular, alcanzo un gran auge a partir de los años 50`s y hasta hoy día sigue siendo uno de los géneros más explotados de Hollywood.

 

Las tramas desarrollan un marco imaginario y especulativo de la realidad con una verosimilitud basada en razonamientos naturales y en la ciencia física, llevando al espectador a reconocer como real y posible estos planteamientos.

 

Los grandes avances científicos han permitido intensificar las experiencias al ver una película. La realidad virtual, los efectos de sonido y los efectos especiales se combinan para ofrecer una historia auténticamente más verdadera, como por ejemplo “Gravity” protagonizada por Sandra Bullock y George Clooney, dirigida por Alfonso Cuaron. La película tuvo buenas críticas, entre ellas que es lo más cerca de sentir que estas en el espacio.

 

La ciencia ficción nació como género cuando el escritor Hugo Gernsback acuño el término en 1926, este se deriva de la literatura fantástica y de ficción. Previo a Gernsback el cual es considerado padre de la ciencia de ficción, el ilusionista y cineasta francés Georges Meliès realizo en 1902 la primera película de ciencia ficción titulada Le Voyage dans la Lune (Viaje a la Luna).

 

La película muda, a blanco y negro de casi 13 minutos de duración está basada en las novelas De la Tierra a la Luna, de Julio Verne y El primer hombre en la Luna, de Herbert Wells. Esta obra significo un gran avance en la continuidad narrativa cinematográfica.

 

La película para su época fue la más larga y la más costosa en términos de rodaje, costo $10,000 francos con una duración de tres meses. El gran costo se debió más al vestuario y la escenografía.

 

La película se rodó en el estudio de Melies, edificio que tiene el mismo concepto que un invernadero, todas las paredes y el techo eran de cristal para permitir la entrada de la luz de sol; esta técnica era utilizada por los estudios fotográficos en la segunda mitad del siglo XIX. Melies debido a esto solo filmaba de día.

 

Los efectos especiales de la película fueron creados mediante la técnica de parado o sustitución de empalme, esta consiste en que el operador de cámara dejo de filmar lo suficiente para que algo en la pantalla pueda ser modificado, dígase, añadido o quitado. Además se utilizaron cartón y molde de yeso para construir las máscaras de los Selenitas.

Georges Melies fue el actor principal, así como en muchas de sus obras cinematográficas; la produjo, la escribió, realizo el montaje y la música.

 

Se aprecia en la película una puesta de escena estilizada y teatral, fue filmada por una cámara fija para recrear la perspectiva de un espectador en el teatro.

 

 

El efecto del acercamiento a la luna fue inventado por el mismo Melies en su película anterior, El hombre de la cabeza de goma. El método consiste en acercar al sujeto en vez de la pesada cámara. Para mover al actor, se puso sobre una silla polea encima de una rampa con carril cubierto completamente de terciopelo negro y se arrastraba hacia la cámara esto le permitió a Georges Melies controlar la colocación de la cara dentro la trama a un grado más específico de lo que permite mover la cámara.

 

 

¿Quién no ha visto este famoso plano?

El cohete en el ojo de la luna se logró con la técnica de sustitución de empalme. Al ver esta secuencia, es notorio la aparición brusca del cohete, sin embargo para la época todas las técnicas utilizadas marcaron una tendencia en el cine, la ciencia ficción.

 

La película tuvo mucho éxito en los Estados Unidos, sin embargo no recibió sus ganancias, debido a que los técnicos de Tomas Alva Edison lograron copiar la obra y la distribuyeron por todo el país.

 

 

Sinopsis

 

 

Un grupo de astrónomos proponen un viaje a la luna por medio de la construcción de un cohete que sea disparado por un enorme telescopio. En la llegada de los seis astrónomos se encuentra con un terreno particular y con habitantes llamados Selenitas, los cuales son salvajes pero al golpeárseles se evaporan.  Una gran cantidad de selenitas los persiguen y deciden regresar a la tierra cuanto antes, aterrizan en el mar sin saber que un selenita se aferró del cohete.

 


¡Síguenos!


Más sobre Cine






Escribir comentario

Comentarios: 0