Un poderoso caldo que cambiará tu vida

Conoce los beneficios que aporta el caldo de huesos a tu salud y veras resultados tanto internos como externos.

El caldo de huesos es muy beneficioso para la salud en especial para acelerar la curación y recuperación de enfermedades. Es probable que usted haya escuchado el viejo dicho acerca de que el caldo de pollo ayuda a curar un resfriado y existe evidencia científica que respalda tal afirmación.

 

En especial el caldo de huesos se hace en base de carne de pollo orgánico, el cual contiene un aminoácido natural llamado cisteína, que puede adelgazar el moco en los pulmones y hacerlo menos pegajoso y más fácil de expulsar. Las sopas enlatadas y procesadas no funcionan tan bien como las versiones hechas en casa.

 

Si quiere combatir un resfriado, haga el caldo picoso y caliente utilizando mucho chile. Las especias desencadenarán la liberación de fluidos acuosos en la boca, garganta y pulmones, lo que ayudará a adelgazar el moco respiratorio para que sea más fácil de expulsar.

 

Por otra parte, el caldo de huesos tienes muchos más beneficios así como lo explicó Sally Fallon. Dicho caldo contiene minerales como el calcio, fósforo, magnesio, silicio, azufre. Además contiene materiales provenientes de los cartílagos y tendones  como sulfatos de condroitina y glucosamina, que actualmente son vendidos como valiosos suplementos para la artritis y el dolor en las articulaciones.

 

 

¿Cómo preparar la receta de caldo de huesos?

 

 

Ingredientes para un caldo de pollo casero

 

1 pollo orgánico entero o de 2 a 3 libras de piezas de pollo con hueso, como el cuello, la cadera, la pechuga y las alas

Mollejas de pollo (opcional)

De 2 a 4 patas de pollo (opcional)

4 cuartos de agua filtrada fría

2 cucharadas de vinagre

1 cebolla grande, picada en trozos

 

2 zanahorias, peladas y picadas en trozos

3 tallos de apio, picados en trozos

1 manojo de perejil

Tome en cuenta el vinagre. Las grasas no sólo son ideales para combinarlas con ácidos como el vinagre, pero cuando se trata de hacer caldo, el vinagre ayuda a extraer todos los minerales de los huesos, que es lo que usted consume. La meta es extraer tantos minerales como sea posible de los huesos y que sean transferidos al caldo. El vinagre de sidra de manzana crudo es una buena elección ya que no está filtrado ni pasteurizado.

Preparación

1.    Llene una olla grande con agua filtrada y purificada. (Se recomienda el uso de una olla eléctrica por razones de seguridad, por si tiene que salir mientras está cocinando.)

2.    Añada el vinagre y todos los vegetales al agua, excepto el perejil.

3.    Coloque todo el pollo o los trozos de pollo en la olla.

4.    Ponga a hervir y remueva toda la espuma que sale en la superficie.

5.    Hierva a fuego lento.

6.    Si está cocinando todo el pollo, la carne deberá comenzar a separarse del hueso después de 2 horas. Simplemente saque el pollo de la olla y separe la carne de los huesos. Coloque los huesos nuevamente en la olla y deje a fuego lento otras 12-24 horas y siga con el paso 8 y 9.

7.    Si sólo está cocinando los huesos, simplemente déjelos a fuego lento durante unas 24 horas.

8.    Fallon sugiere añadir perejil fresco unos 10 minutos antes de acabar el caldo, ya que esto le añadirá iones minerales saludables a su caldo.

9.    Saque los huesos del caldo con una espumadera y cuele el resto con un colador para eliminar cualquier fragmento de hueso.

Puede congelar el caldo para utilizarlo en el futuro, puede usar el caldo para sopas o puede también si prefiere tomarlo solo.

 

Beneficios del caldo de huesos

 

 

Aparte de los beneficios ya mencionados, este superalimento tiene una alta función medicinal las cuales son:

 

Intestino

Ayuda a curar y sellar su intestino y promueve una digestión saludable. La  gelatina que se encuentra en el caldo de huesos es un caloide hidrofílico. Atrae y retiene líquidos, incluyendo jugos digestivos, por lo tanto refuerza una buena digestión.

 

Articulación

Reduce el dolor articular y la inflamación, gracias a los sulfatos de condroitina, glucosamina y otros compuestos extraídos del cartílago.

 

Huesos

Promueve huesos fuertes y saludables. Como se mencionó anteriormente, el caldo de huesos contiene grandes cantidades de calcio, magnesio y otros nutrientes que desempeñan un papel importante en la formación de huesos sanos. Excelente contra la artritis.

 

Infecciones

Inhibe infecciones causadas por virus de la gripe y del resfriado, etc. Un estudio de más de una década encontró que el caldo de pollo tiene propiedades medicinales, que mitigan significativamente las infecciones.

 

Inflamaciones

Combate la inflación: Los aminoácidos como la glicina, prolina, arginina tienen efectos antinflamatorios. A la arginina, por ejemplo, se le han encontrado propiedades benéficas para el tratamiento de la sepsis (inflamación del cuerpo). La glicina también tiene efectos calmantes, que le ayudan a dormir mejor.

 

Piel, cabellos y uñas

Promueve el crecimiento saludable del cabello y de las uñas, esto gracias a la gelatina en el caldo.

 

 

 

Fuente: Dr Mercola,The Weston A. Price Foundation



Publicidad




Publicidad