Dragón Azul. El pequeño venenoso

En la búsqueda constante de los científicos, nuevas especies se han añadido a la lista del reino animal. Algunos de estos parecen sacados de la imaginación de escritores de fantasía o inclusive del mismo universo creado por James Cameron en Avatar. Este es el caso del Dragón Azul una babosa y molusco sin concha que habita las aguas tropicales y templadas de las costas europeas, sudafricanas y de las islas australianas.

 

 

Esta pequeña babosa dragón, de tan solo seis centímetros de longitud, parece sacado de otro planeta y posee un gran parecido a Sigilyph, pokemón síquico de la quinta generación.

El Dragón azul a pesar de ser un molusco, no cuenta con una concha, debido a una adaptación evolutiva, pues sus brillantes colores es señal de alta toxicidad y aleja a sus depredadores, además su color plateado desde el aire se confunde con los reflejos del agua y el azul lo hacen fundirse con el cielo.

 

 

Los brillantes colores del molusco y los espectaculares movimientos atraen la atención de cualquiera, sin embargo este animal es muy tóxico  y esto se debe a que se alimenta de barquito portugués, un animal venenoso.

Barquito Portugués, también conocido como Agua Mala
Barquito Portugués, también conocido como Agua Mala

El Dragón Azul flota del revés gracias a una bolsa que tiene en su estómago. Estos animalitos son hermafroditas, es decir, poseen ambos sexos.

 

 

Como mencionamos anteriormente, su alimentación se basa del barquito portugués pero en caso de no encontrar alimento, los dragones azules pueden volverse caníbales. Buscan algún miembro de su misma especie y dan cuenta de él de una sentada.

¡Síguenos!


Publicidad









Escribir comentario

Comentarios: 0